Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Ocho y treinta y cuarto

El fuego se vuelve verde al quemar la tinta.
Se queman las noticias.
El color es el más nuevo que he visto nunca.

Dios está en la casa, y precisamente es esto, a lo que yo llamo eso.

Música, los zapatos despegándose de sus suelas – mi madre me advirtió de esto, si acercaba mucho los pies al fuego-

tú en un extremo de la habitación, iluminado con la sudadera azul,
un dedo en el labio inferior, pensando en tus cosas, escribiendo tus novelas,

yo existiendo, de dentro hacia afuera, perros ladrando – Lola en particular-
la toalla húmeda en la silla, todos expuestos a la belleza
todos somos la belleza y es así
porque la hacemos
casi sin darnos cuenta.

Muertecita

Una joven muerta se aproxima a la línea negra y delicada de pelo recortado extiende los dedos bajo el pantalón y expectantes

sus formas se hinchan y se encogen sobre la cama.



Los ojos del joven muerto son huecos y las manos de fantasma, teclean y teclean.

Después la impresora escupe papeles amarillos que irán cuñados a su destino.



La joven muerta y la concreción del desastre, pechitos aplastados con las

manos y un amanecer pequeño y oscuro en las rendijas.



Para decir la necesidad no haría falta más que abrir la boca,

elegimos la nada para continuar, las enfermedades se hacen visibles como el cabello natural

centímetro a centímetro tras el tinte.



Sólo el deseo podría calmar el horóscopo y equilibrar el contenido.

Una joven muerta que late muy despacio sobre la cama, entre almohadas de hilo y dientes,

se deshará

en el abrazo del amigo que insinua proposiciones para el futuro

ofreciendo sudor y algún delirio empalmado.



Un joven muerto que sigue tecleando y a quien quieres desatar pero

que te confunde con muebles y latas y ceniceros repletos de colillas.

Que te confunde con grandes lámparas o sofás y neveras que sólo enfrían.

Danubio

Soy el Danubio, ¿recuerdas

a los vasallos ridículos como padres de papel

reptando hacia la hondonada practicamente desnudos?

Soy la ballena alada, recuerdo los pequeños

microlitos que lanzábamos en la orilla, un río pequeño

agua fría, recuerdo la hondonada helada después de un tiempo

demasiados rizos y espaldas moteadas.

¿Tú te acuerdas de la música molesta a los vecinos?

Hay una fotografía en el parque y un señor y una niña

orgullosos de corresponderse.



¿Recuerdas soplar las velas con un atisbo de

ser todopoderoso? Hay veces que se comunican

los vasos ciegos y respiramos sumergidos.

No hay nada que pueda decir. Letras en el baño,

estar tarde en la mujer que espera, no acordarte de

ella y de lo que quiere hacer cuando se apagan las luces.

Saber que la vida es un plato que se come frío.

Y dolores pequeñitos como ardores intachables, seré morena en
otra vida, tal vez guiada por justos machos,
y la tierra será verde.

Mi alma es de trigo, paseo desnuda por la casa
mientras duermes y me ultracongelo.

Conservo la feminidad, conservo la cordura
el miedo es una garganta
con perlitas y despedidas.

Atracción Fatal

Eres tú sin disfraz en la cafetería
Escribiendo una historia que no es y no corresponde
Ahora que eres feliz, que lavas los platos que tienes un
Radio despertador y un iphone.

Mi angustia y el latido de las sienes
Como púlpitos con oradores rebotando siniestros
Psico dramas en la sala de un hotel y
Tener sólo el domingo para olvidar.

En la tienda de campaña estaré esperando
En la tienda de campaña sacaré la saliva
Comprobarás que viniste aquí para esto
Que tu amor me hizo una desgracia en el pubis
Que nos conocimos hace tanto tiempo

Y así quemada paseo por el cuarto.

Lo que quiero decir:
Estás con otra, afortunadamente
Estoy con otro, para siempre también

Pero nunca voy a olvidarme
Padre tumultuoso de garras pequeñas
Y relaciones con payasos
Nunca

Nunca.
De ti.

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...