Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.








Eo, familia,

Por fin habemus libro. Editorial Barrabes lo ha sacado bajo un nuevo sello llamado "Cuerdos de atar". Coleccion Bala rasa, el prólogo es de Violadores del verso. Estos son los autores que aparecen en él:



Nacho Abad, Eugenio Barragán, Josep María Beà, Iker Biguri, Antonio Blanco, Anna Blasco, Juan Bonilla, Enrique Cabezón, Harkaitz Cano, Pablo Casares, Luis Felipe Comendador, Javier Corcobado, Salva Dávila, Camilo de Ory, Jordi Doce, Santiago Egido Arteaga, Ignacio Escuín Borao, José Daniel Espejo, Enrique Falcón, Mario Fernández, Sergio R. Franco, Juan Frau, Ceferino Galán, José Daniel García, Pablo García Casado, Alberto González, David González, Karmelo Iribarren, Fertxu Izquierdo, Johnny Laputta, Rubén Lardín, Hernán Migoya, Dolan Mor, Vicente Luis Mora, Vicente Muñoz, Antonio Orihuela, Begoña Paz, David Pielfort, Lluis Pons Mora, Daniel Rabanaque, Pepe Ramos, Violeta C. Rangel, Javier Rodríguez Pérez, Enric Selt, Safrika, Purranki Sandongui, Miguel Serrano Larraz, Uberto Stabile, Nacho Tajahuerce, Alber Vázquez, Manuel Vilas, Al Williams Contreras.

Y he aqui la web del nuevo sello de Barrabes:

http://www.cuerdosdeatar.com/

Me cuentan que a la larga el libro tendra una distribucion como dios manda en grandes superficies, pero de momento google me sopla que se puede comprar aqui:

http://www.logi-libros.com/ficha.php?xzy=%20&id=3046

Y eso, un proyecto mas y un proyecto menos. Los que los que tengais un blog o algun canal para darle difusion, pues ya sabeis. a ello!


Besos a todos y a todas!

safrika

Clap!

El estadio visto desde arriba un martes, una soledad de escaleras
enormes vigas, desde la consejería de infraestructuras
con todo ese griterío de funcionarios a la hora del almuerzo

con las solapas almidonadas y las gafitas en la punta de la nariz
llevan bolígrafos en los
bolsillos de la camisa
y ellas se maquillan con precisión a las siete y cuarto
de la mañana
repiten algún slogan, cosas de la tele, algún anuncio
"la chispa de la vida"
cosas así.
Yo lo tengo todo ya,
fuera.
y poco me importa el mundo laboral y sus pasillos
poco me importa teclear las palabras si son palabras
como ladrillos o sillas vacías y las mujeres bajitas
y sus vidas privadas
cantidad de agua que beben al día
hipertensión de sus madres

en fin
el odio
el odio
los martes, es como un cuchillo.

También
como una
esponja.

Cumpleaños feliz II


Esta carne que partes, esta sangre a la que dejas
sembrar desolación entre
las venas

Dylan Thomas.


Te acuerdas de Antonio,

Volcaba siempre los vasos.


Está gordo, eso no parece

Importante pero cuando engulle

cuando pincha el tenedor
otra vez y
no mastica
te sientes

Pesada como un bucle negro

Anclada en entrevistas y maletas

Siempre abiertas inacabadas

Cierres muertos, impasible la

Caída del ojo sobre su tripa.


Verle caminar así es

Una matanza que se mantiene

Parada en el último segundo

Justo antes de

Besar el barro y torcer los tobillos.


La muerte puede ser así, ridícula y vana

Suele ser así, de hecho y

Con polillas, de pronto todo es cera

El rostro es cera, saben

Es duro decirlo, la cera se deshace con el calor hay

Que mantener el cuerpo

Refrigerado para que los familiares

No sé,

Para qué

No lo sé.


Te acuerdas de Antonio quieres

Que siga vivo aunque te preguntas

qué peceras y qué manos
si habrás de
parir hijos y convocar reuniones

Tener buenos amigos amar

Y todo eso

Piensas

Bueno te acuerdas

De Antonio con esa palidez


Y la cera se deshace en la

Misma boca.


Un paladar educado para
la tristeza.

Cumpleaños feliz.

Es cierto que los ojos no barren ya con la misma delicadeza y que algunas
Aves se lanzan a comerciar con risas y muelas
Es cierto que levantando el ánimo encontrarás a cualquiera con un vaso de ron
entre las manos, con coca cola
y que una palmada en el hombro es una vuelta de tuerca más para un adulto que se va rompiendo, necesario.
Y cierra las rodillas y las cuela por agujeros que predicen agostos en silencio, despedazados por un grito de insecto
a eso
de las tres.
Vacaciones y mediocridad, lanzados al punto de un tercero sin ascensor o un sexto con terraza.
Pero algo de todos modos ha de revolverse en la calle, cuando la pelota golpea la persiana
Metálica y no hay más que hablar
Has dado con acierto
Tu puño en la pared más que una pared un espejo
Y caminas más pesado
Tus amigos están cansados, dormitan en los sofás
Sueñan
Con sus hijos es ya de madrugada
Hay canciones viejas Alicia se pone pesada siempre
Cambiando de emisora.

La radio, el pecho enorme, la sincronización de la desidia
Un parque multicolor con añicos de cristales amarillos como hojas

Un ataque al corazón, el puro invierno ahí afuera,
Un escondite con pulpa, el acoso de los líquidos
En todo esto que precede a la vejez
Que pospone absurdamente
El riesgo.

La que hubiera podido
Ser la madre de tus hijos
Pasa la ropa sucia
De una maleta a otra.


Luis Chaves.




Mientras duermes.

Se me olvidó tu nombre. Cayó, no sé, qué diría

Como la bolsa de Nueva York
Las letras eran números más allá del cero

Con un motor fuera borda escapando de los labios hacia
Dentro
Se
Me olvidó
Tu nombre.
Perdido entre lóbulos y materia gris, perezosa, cada vez más
Gris, yo,
acababa de despertarme, tú
Respirabas más despacio, no lograba acompasar el
Ritmo
Revolví tu cabello con los dedos como palitos
Anunciando la quiebra
Enredados como sangre en las cornisas de edificios olvidados
En Chechenia
Mezclados como radiografías de muertos en un archivo
Y atosigados en tus patillas, volcando el riesgo con las uñas
atravesando esos raíles, los
pelos finos de la barba apuntando al cielo
como antenas de insecto,
tanteando la velocidad del aire,
su dirección,
su atraso,
De todas formas, yo
Quería decirte algo, algo importante, pero en fin, con tu nombre
Olvidado, acerqué la boca mediocre a la tuya
( túnel esplendoroso y gigante)
besándote la saludable piel
El tácito ingrediente
Me convertí en la máquina con luces de emergencia
escarbando en la tierra más roja
No pude, es cierto, recordarlo.

Pasó un tiempo pequeño.

Un minuto.

Tal vez
Dos.

La mañana está retorcida. Creo que ya saben de lo que hablo. Las ramas estremecidas por la mañana con el frío, el árbol de hoja caduca con el color de la fiereza y la pesadez de estómago. Este bulto, este trocito de algo flotando en mi cabeza como un barco que no se pierde nada, y que hace perderlo todo. Mal carácter, ganas de golpear, autolesión, vicios. Golpearse el muslo apretando un mechero en el puño, para que el dolor sea más fino, más prolongado. ¿No? Luego todo parece desvanecerse. La respiración se hace más pequeña. Estás a salvo, eso crees. Es tan fácil. Acabar con todo. Mirar por la ventana e imaginarse no siendo nada, la vida sigue, la gente camina, el amor se rasura y se queda así, plano y blando, listo para morir. Beba usted agua para recuperar líquidos. Mejor si es una bebida dulce.
Nos conocemos tanto. Tanto y tanto que asusta. Yo no puedo interiorizar toda esta sabiduría ni tampoco hacer nada con ella más que mirarla con pasmo e incredulidad. Los ojos nunca se cierran para los vivos, sólo simulacros por la noche. El peso es maléfico, yo amaba con aceleración su sangre, con ilusión imaginaba un vehículo y cualquier viaje tan lejos, cualquier cosa era posible. ¿Qué hay ahora mutilado? Los hombres se sientan cerca con sus camisetas oscuras y los trozos de grasa blancos, de jamón, colgando un segundo de las comisuras. Tragan con gusto, nada parece aleatorio. El odio sube como bilis.
No soporta uno acariciar la desdicha, creerse peor y menos que nadie, esconder toda la belleza no cuesta nada, en esta ciudad todos parecen haber olvidado QUÉ es eso y se pronuncian con sucedáneos y experimentos que poco o nada tienen que ver con insectos y pieles rosadas, todo blando, todo nuevo, todo nacido hace poco. Tú eres lo mejor que nunca me ha pasado, parece después de todo fácil, pero no lo es. Hubo buenos tiempos, yo todavía no tenía en la cabeza este trozo viajando, digamos que no había amigos muertos ni intentos fallidos, no había grasa en los muslos ni pelos por todas partes. Todo es ahora así, tú estás en medio. Pareces más puro que la misma luz, por dios ya sé que no lo eres, sosbre todo cuando se hace de noche.
Y mi cerebro empieza a emitir esos flashes cortos, química rebosando. No sé, el aire escapa por las fosas nasales, para siempre, para siempre, para siempre.

Poema de la quietud que asola los talleres para mujeres separadas

Las amas de casa hablan de sus cosas, de teléfonos móviles
mopas y estaciones de esquí, mientras acude este colapso nervioso
es casi como estar en Liverpool, con lluvia
como en aquel viaje
un
infierno de gotas.

Recordando luego al chico de Barcelona, esas cosas frágiles hechas con hielitos, puntitas
de veneno bajo la epidermis, el dolor de cabeza soportando ecos, no
sé, saben, era todo muy sencillo
su cabello tenía el oscurantismo de un látigo, se balanceaba
sobre mi, me tumbaba en suelos fríos, todo parecía
desaparecer y creaba un monstruo, nada más parecido a una
muerte con esquirlas, una preciosa marabunta de venas y recovecos
hagamos de esto, una mañana,
cualquier cosa.

Después suena un teléfono.
Todo fácil, todo limpio.

Las amas de casa hablan de sus cosas, de series de televisión y
punto de cruz, de juegos de ordenador para entrenar el cerebro y
de cables y maridos que no han vuelto nunca de su escapada
nocturna.

Después un tipo sin pelo me llama señorita, después habrá que
arrodillarse justo en la esquina, para no perderse nada, ver
a los niños crecer, ver a los viejos morir, todas hablan
demasiado alto,
todas son rechonchas, todas
con gafas y este perfume inclasificable, una mezcla
de zotal y sudor bajo las uñas

la muerte y la gloria con zapatillas anatómicas.

Me llamas
no dices nada
estar en contacto es hermoso como tumbarse
al sol, en silencio, con la gravedad de la misma naturaleza
tan liviana y pesada y negra, tan bella y radiante con
siniestros animales y pérfidas hembras
con ramilletes y procesionaria del pino
con hielo en las alturas, con pelos y sangre y
fluidos enfermedades sonidos cardiacos

nada de entonces importa demasiado
sólo tú.

No sé si lo entiendes.

Las mujeres, de todos modos
han ido a la peluquería.

Domingo Infierno

Esa gente envilecida en la familia
Van con sus diminutos hijos al parque,

Un cadáver mediático parezco, caigo de la bici los dientes
Se oscurecen con la sangre.

Un señor se acerca y me hace mover
el pie.

Estás existiendo en el préstamo y la invalidez
Una joven mujer que aparenta algunos menos
Sobre la manta en el encuadre de una fotografía

Inmóvil
Qué
digo
Inamovible.

El trasiego es después, parece que comes
En calma, la mesa es de
Tus padres no hay en la calle fumando como siempre
Sosiego
y tropiezas otra vez
Escalar
Y traerle a él una sonrisa es frágil como nacer.

La mujer dice

No llevo reloj aunque es tarde hoy soñaré con
Fiestas tristes y un vestido negro cubriendo toda
La carne
Toda
La carne
La madre lo llevará, y estará cerca de la puerta
Más grande,
abrazaré a la
Hermana lesbiana delante de una pared
Blanca ella con camisa blanca
de caballero

Y a pequeños pasos como se marchan
Siempre los cobardes.

Así

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...