Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Escupir

Yo también tengo miedo a que me preguntes qué te pasa. Si el singular viento que sopla esta tarde pudiera herirme, herirme de verdad, me pregunto, qué cosas cambiarían. Si yo yaciera muerta y pestilente en una cuneta, con el hambre del muerto, ninguna hambre. Si yo yaciera en otra cama, esperando a ser follada, una cuadríga salvaje se presenta en mi cerebro. La ofensa me traspasa, soy limpia como un vendaval azotando lo extremo de la aridez, nada mata a lo que ya ha perecido. Y sin embargo puedo invocar el deseo de volver a realizarme, soy una mujer, estoy perdida. Ser madre me ha corrido mucho más que el rimel, ha volcado mis pestañas, ha redondeado mi culo, ha roto mi ser. Algo nuevo vendrá, y los cientos de moléculas que forman el pequeño perfume me honrarán. No hay cabida a los necios, no hay cabida a los sordos. Estoy más sola que en la vida, así me siento, burlada, ninguneada. Explotando por dentro como si algo lúgubre hubiera manchado mis zapatos en la fiesta más bonita. Y esa tendencia a hablar de lo que era, lo que era antes. No más que una dulce chica de pensamientos negros y gustos nefastos, elegida para destacar en el recoveco. Ahora espanto a las personas, me distraigo en la televisión, ya no ordeno los libros, no programo actividades, no reciclo la basura, no compongo poemas, repaso las fotografías con un suspiro de imbécil, y si acaso lograra alguna vez salvarme de toda esta mediocridad, sería estallando gigante en un firmamento de alquitrán y ruina. No hay nada más dulce que la personalidad malicienta del vencedor, el que pasea con la frente tan alta que no es capaz de mirar lo que tiene delante. Nada hay más dulce que la barba del vencedor, que escupe palabras como puños para un estómago que pierde fuelle. La vida del que no es amado, se vuelve entonces tediosa. No habrá gesto bien interpretado, ni caricias venideras. Sólo el sumidero, que se lleva lo que fuimos. Ahora no puedo cerrar los ojos, tengo que ser fuerte, llevar al niño a la cadera, mirar al cielo como quien mira un milagro, despertarme cada día y hacer como que estoy contenta. Cuando en realidad naufrago y se, que sólo una mirada suya, podría recogerme. ¿Qué es lo que exijo? No hay nada, podéis creerme. Nada que decir, ninguna canción que bailar. Saber que aún estoy aquí, perenne y esquiva, pero aquí, unida al rail de la escritura de algún modo adolescente y estúpido. No me interesais, y no me preocupa interesaros. El viento y una moneda, en la boca de mi hijo. Y le digo, escupe. Y él se rie. Y escupe.

5 pulsaciones:

Anónimo dijo...

He leído y me ha gustado, me he sentido identificado, algo habré hecho en el pasado porque como tú me siento en este instante

Anónimo dijo...

No sé si adolescente, pero certera, auténtica, como cualquier desastre, como cualquier alegría.

Agradecido por haberte leído

Anónimo dijo...

Safrika, maravilla, ¿qué me dices? Llevo años sin leerte porque dejo que domine la vida, la mala vida ésta del corral financiero donde malvivimos, y entro a verte como buscando luz, tu aliento aquél de hembra mal domada, y ¿qué me encuentro? ¿También tú vas a dejar que prevalezca el negro del luto anticipado, el falso blanco de los hospitales? Sal, pompis de luz, al mundo necesitado de hembras como tú. Sal a decir la verdá que no les gusta, bien lo sé yo que soy uno de ellos, de los que se dolían de tu verbo afilado como la navaja ésa del lógico que corta cuanto sobra. Quizás te hayas dejado aislar, quizás por un momento necesites a otra con la q ue conspirar amor con aventura, tan ajeno del cambiazo en el que nos perdimos.
Y luego, no olvidar que eso que sufre es escuchado; está ahí para ser escuchado. Habla, Safrika, no calles tantos meses tú que sabes abrir a golpe de razones las compuertas del sentido que llega al corazón, del que nos falta a diario. ¿No ves la maravilla de cómo las palabras se meten en la carne, te menean los órganos? Pues mira que eso pasa por los significados, que las palabras llegan a donde aún tenemos que volver, los sabihondos éstos amaestrados, para impedir que la tierra se muera de aburrimiento con nosotros al mando. Corre, preciosa, y escribe y pelea amor como solías, que tienes de tu parte eso que decide las batallas buenas, las que se saben paz, las que mecen el merecido sueño de las valientes como tú, de las amabilísimas que nunca han dejado de tener en sus corazones la posibilidad de acabar con la historieta ésta que inventó un desalmado. Tuyo, Teodoro

Anónimo dijo...

Buff, Safrika... Arrolladora, como siempre. Esta vez me has dado una sacudida fuerte, eso sí; de esas que te espabilan a golpes. Esa es la maravilla de la escritura, los efectos que contiene sin saberlo, sin estar explícitos. Aunque nunca hablamos lo suficiente, supongo que porque yo no estaba a la altura, espero que te vaya genial, así como a esos dos hombres que te rodean. Un fuerte abrazo desde Suiza. Elena.

Obat Infeksi Amandel Untuk Anak dijo...

El propósito principal de la vida es ayudar a otros. Si no puede ayudarlos, al menos no nos lastimamos ellos.

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...