Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Derrota

Los pájaros no quieren mi comida. Las manos me huelen
(y es un perfume que aprendo a odiar)
a pan duro
y agua.
Lanzo las migas desde el
tercer piso. Desmenuzo ese trozo
de pan
con una ilusión nefasta, buscada
hasta la extenuación

Ellos vienen, de uno en uno y se las llevan muy rápido
pero cuando él
se asoma para verlo, ningún pájaro baja del naranjo y
él dice que

los pájaros no quieren mi comida.


También dice que como demasiados dulces, bollería
industrial.

Hoy todo es más difícil tratar conmigo es arriesgarse
porque me hiere como me hiere un pez muerto y envasado en el
supermercado,
con esos ojitos abiertos mirando la nada.

Cadáveres horribles.

Y ahora las calles me parecen la guerra con sus señoras y
esos niños recién nacidos y feos.
Los bares atestados de hombres
y de ancianos que comen calamares.
Que recogen con el dedo húmedo un resto de
rebozado sobre la mesa y se lo llevan
a la boca.

Ahora voy andando y pienso en meter la cabeza por el agujero que
tienen los contenedores para vidrio,
en no mirar a los lados cuando
cruzo la carretera, en la posibilidad de un atropello y voy andando y pienso
en ocultarme en la trastienda de un
comercio y cerrar la persiana metálica
y en no escuchar nada, en no ver nada
y voy andando y pienso
en la carne descompuesta
en el perfume de mis genitales
en el cabello sin brillo
en la triste desidia de los edifcios a medio construir y en sus manos que
apartan
las mías será que ya no estoy alegre y no soy rechoncha y saludable si no
gorda
y
enferma.

Ahora por primera vez tomo pastillas y me averguenzo de mis
pensamientos negros, del puño estallado en la pared con poca fuerza por miedo a
dolerme a no empezar de verdad a dejar ir esta locura poco práctica
la vulnerabilidad de un espejo.
Y todo tiene la sangre espesa e incluso quiero que todo acabe, toda esta presión
saben, de tantos pascales y dentro de mi cabeza, una atmósfera de autolisis
negra y bastarda. Bailando con
el enemigo. Bailando sola.
Si de lo que hablamos es de mantener la cordura y la calma.

Pero están esos pájaros que no quieren
mi comida y está toda la basura mezclada y el forzarme
a hacer cosas como
un beso
una bonita mirada.

No puedo
respirar.

Él abre la puerta mientras yo escribo este poema, la puerta
del cuarto y me mira insatisfecho, hace esa mueca.
Yo temo hacerle daño como temo aplastar un animal recién nacido.
Porque le amo y pese a todo lo que se tambalea, es como si quisiera
mantenerle ahí afuera, no dejar que
algo en él se muera.

Preferiría mil veces verlo todo
morir
en mi.

13 pulsaciones:

la cabeza en la puerta dijo...

¿de quién es el cuadro?
(y felicidades por el libro)

la cabeza en la puerta dijo...

gracias

besete

jav

Rafi dijo...

Ánimo guapa, me ha gustado mucho.
Tq

La pecera muy feliz dijo...

Todo esto me resulta familiar..no se. ¿Tienes frio?. Voy a calentar un poco el agua, nos estamos congelando.
Devendra440

La pecera muy feliz dijo...

Ya estamos mejor..Elphy440 al menos no se queja. la verdad como en la pecera ya no se cabe, buscamos lugares acojedores.. y este .. mmm.. esta bien.. lo que decia .. familiar. Un abrazo
Devendra440

La pecera muy feliz dijo...

Eres buena. Casi siempre prefieren matar al otro definitivamente para liberarse... familiar.

Fernando dijo...

No necesitas matar nada para que las cosas ¿amor? amistad?deseo?mueran. Tienen su fecha de caducidad, como los productos envasados. Si crees en los milagros o como se llame eso de encontrar alguien para toda la vida, es decir un producto no envasado sin fecha de caducidad, es encomiable. Yo creo.
Besos

Adrián dijo...

me alegra haberte descubierto (o redescubierto) a Isabel Pérez Montalbán, y que te hayas paseado por Capitulación, como tu en casa. yo me quedo también en el Proyecto Estrella, pero me quitaré los zapatos antes para no hacer ruido. Nos leemos. Un saludo

Anónimo dijo...

Se me ha puesto bien dura señorita

Anónimo dijo...

Por sentir que todo ha desaparecido
y que la sangre bebe las cenizas de atardeceres
sin
sentido.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Aplastante.

maw dijo...

Queremos más, oiga!

xina dijo...

hola safrika.
ha pasado algo de tiempo. cambios. cosas. todos estamos bien. me gustaría saber si se ha publicado el libro de poemas (me suena que sí) ... donde lo compro? dime algo. aunque lo que más me gustaría es que me lo dedicarás.

hay días en que a una no le importa cruzar sin mirar... ¡pero tienes una mirada tan bonita¡ mira atenta... por favor.

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...