Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Facultad de Filosofía

Teatro ----> No dejeis de descargarla

La chica del diente partido miró al frente. Fumó un cigarrilo justo en la puerta, mirando a los estudiantes con gafas. Algunos enseñaban la ropa interior por encima de los pantalones, fueran estos largos o cortos. La piel de la chica de la camiseta blanca le hacía recordar la piel de Marta. Y el chico calvo era sin duda una sombra de lo que fue en otro tiempo.
Ahora que no sentía nada el día parecía ridículo. Lo único en lo que agonizaba un poco era en la sensación de pérdida, de tiempo muerto, de excoriación de su alma. La sublimación de todas sus emociones era tan sólo un recuerdo, un recuerdo lejano, pequeño y débil. El tiempo había pasado despacio pero de cualquier modo todo había sucedido muy deprisa.¿Y qué era todo? "¿Cual es la pretensión que tienes al decir TODO?"- se preguntó. Y se dio cuenta de que ese todo en realidad era también algo minúsculo e insignificante, con el tamaño necesario para hacerla volver a vivir pero con fuerza insuficiente para mantenerla con vida.
Un chico grande, con barba de muchos días, se acercó a ella y le preguntó la hora. Después miró el libro de Celan sobre la mesa y dijo algo así como "vaya, buena lectura" y la miró fijamente a los ojos. Sonreía. Ella también lo hizo, tímidamente y se sintió como una seta. Es decir, no sintió nada. "Es la astenia primaveral"- se dijo-"Esto se pasará, como todo siempre se pasa". El chico dijo "¿Puedo?" extendiendo la mano hacía el libro y ella "sí, claro" Y él estuvo pasando páginas y más páginas hasta que susurró "Mira, hasta aquí creo que no has llegado pero a lo mejor lo has leído" y le señala el libro abierto por la página 374.

Tu sombra rubia / Embridada con bocado flotante...

"Celan era un hombre triste"- dice, devolviéndole el libro a la chica del diente partido. Y tras una pausa- "Tú también pareces triste" Ella enmudece, él la mira una vez más fijamente. Ella no reacciona. Entonces parece que él se siente irónicamente desnudo, da media vuelta y se marcha, quitándole hierro al asunto con un "hasta luego" de lo más mundano.
Este tipo de cosas curiosas, como de novela, le suceden con frecuencia a la chica del diente partido. Ella no soporta parecer triste, pero puede que sí, que esté triste. Ha tenido que reconstruirlo todo de nuevo, y tras el pesado trabajo de inmunización vino de nuevo la infección y ahora tiene que combatirla con armas como la indiferencia y el sueño. Armas que han venido a ser como una consecuencia directa de la decepción. La tristeza es algo colateral, sencillamente siente el mundo apagado, nada la pone furiosa, no se siente celosa ni alegre. Todo da un poco igual. "Astenia primaveral"- se repite.
La chica con los brazos raquíticos es un ser repelente, sabiondo y de mirada inquisidora. Pero la chica del diente partido tampoco la odia. Otro chico parece, de espaldas y un poco de perfil, Joan. Ella se recrea en esta visión, recuerda el orgullo, lo bien que se sentía. Prefiere olvidar el resto. Una tía emperifollada, que no sabemos de donde sale, lleva los tacones de aguja más brutales que la chica del diente partido recuerda haber visto.
Son las diez de la mañana.
Otra chica pesa 45 kilos.
Una planta se muere en su maceta, en el centro del hall.

El chico de la barba vuelve al cabo de más o menos una hora. La chica del diente partido levanta la vista del libro y ve como extiende un papel hacia ella mientras dice "Me llamo Rafa, es mi teléfono. No es que te esté tirando los tejos ni nada, es que no se conocen muchas chicas que lean a Celan"
Y ella lo recoge y le dice:
"Gracias"

2 pulsaciones:

Gari dijo...

Si con esto de la poesía además de conseguir cervezas gratis ligo con barbudos, como tú, no vuelvo a estudiar en la vida.

Abrazos.

safrika dijo...

Lo que me extraña es que eso no te haya pasado ya, con lo majo que tú eres, con lo LEYENDA que tú eres.
:))

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...