Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Las pareces son de un azul tan pálido que
da ganas de llorar, recuerda a algo vivo
que deja de recibir sangre.
El médico es lento, la sala está
mal montada
Tengo calor
No tengo agua
Te echo tanto de menos que
podría
morirme
Sólo pienso en dormirme así
Cerca de ti
Escucharte
respirar, que cuentes
un cuento.
Poco más.

Sin embargo he quedado esta noche
con un fetichista de los pies
Mientras pienso en qué putas sandalias
NO PONERME
y me invitará a fumar creo que tiene
una novia
cubana
y yo le hablaré de ti mientras él
quiere meterme la lengua entre los dedos
pintadas las uñas de rojo.
Le hablaré
de ti
porque todo lo que se me ocurre
hoy
eres tú
maldita sea
así son de tibios y
oscuros
mis poemas
de amor.

Tratando de parecer simpática abro mucho los ojos
y saco una sonrisa de la manga.
Esas mujeres morenas rayos UVA y estilizadas
no se dan cuenta de la fragilidad con la que
escupo al suelo de la fragilidad con la que
el corazón late, de la vulnerabilidad y el deseo
que como un vehículo imparable viene anidándose
en mis manos y
mi cuello
y mis piernas.

Son tus ojos la más pura exploración que
nunca he efectuado y si acaso creo que puedo
amarte siempre y para siempre si acaso por un
sólo segundo sueño
con esta posibilidad mientras fumo
y aplasto colilla tras colilla y bebo
agua y bebo
cerveza
(un quinto justo a las dos y media)
si acaso a penas esbozo un pensamiento similar
a la tierra que podrías dejar en el suelo
con tus botas
a las manos y la lengua la nueva atracción de
este parque abandonado
todo eso, sólo un
pensamiento
que se acerque a ti.
Miro el teléfono una
y otra vez.
Miro las palmas de mis manos
una
y otra vez.
Y debo parecer una loca obsesiva, y debo
parecer una mujer valiente
decidida
y debo parecer sangre seca un tubo de ensayo de dios
maldita sea un tubo de
ensayo.
Todo es porque
te amo y
por favor que eso es
una
enfermedad
es algo sabido ya
por todos.

Poema V

La mujer desnuda miró desde el tercero al tipo tan viejo
el de la laringectomia
que podía ser su padre.
Se bautizó a si misma, en la ducha y comió
un dátil y esperó cerca de la ventana ver llegar al hombre
tan hermoso como los ojos de un dios.
Se mojó los pies en un charco, él
justo antes de entrar a la casa y subir las escaleras y precintar
su maleta y precintar su alma
se mojó los pies y bebió de sus palmas
justo antes de subir y machacarla a ella contra la cama
y machacarla contra la pared con palabras
cardiovasculares, con fiereza arterial
con el alma como un puzzle viejo de
animales salvajes en su hábitat.
Y así se bajó los pantalones y respiró el mismo aire
que ella exhalaba y se ahogó en la carne y en la placidez
del atardecer
que como un paso de cebra
se iba borrando hasta pasar
casi inadvertido.
Después ella, con marcas
de dientes en el hombro y una sonrisa en los labios
siguió asomada a la ventana mirando
al hombre con las gafas más terribles del universo
con el cinturón marrón ancho y gastado
y podía escuchar algún sonido gutural y miró
a la mujer que andaba como un torero cuyos
pasos
eran largos y nauseabundos
sus zapatos con brillos y maleficios
aterrorizando a los modernos y
su camisa de flores
el pantalón con tachas dios que horror ¿eso no es
de los ochenta?

Y bueno, la vida es esto
se dijo
seguir y seguir un poema malo
o menos malo
incluso
bueno
hasta el final
sin sacar ninguna
conclusión.

Poema pequeño de mesillas de noche y caída libre

Caída libre hasta los párpados que se cierran los ojos
quieren casarse los pájaros en la jaula siguen vivos
gracias a dios cuando vuelvo a casa



y tus pies fríos y el olor a
maldita Nutella y la cabeza con el cabello enredado y
esta mutilación al placer que nunca alcanzo a
comprender tan finamente o tan-
to
como
quisiera.

Descomponerse en el retrato.

Perdurar toda la noche, es así como

lo haces

con la solidez compacta del calor

que despides con el trabajoso instante

de volverse dócil.

Drogas dramáticas, ven a mi

casa veremos

esta película y con suavidad nos

iremos arrancando con juramentos

las evasivas



Colecciono alucinaciones o es

que en este estado

tengo otro aspecto

Acercarse y hundirse, de algún
modo
fundirlo todo, multiplicar
el riesgo con una caída de ojos
multidisciplinar
con una
..............................mamada
con el viento al salir de la casa
golpeando en la cara ese
viento caliente
la nuca suda, a ese calor
me refiero.
Quién era él así con los ojos tan
abiertos qué trozo de mundo
has tragado para poder
mirar así.

Reconocimiento y Reforma

Los padres murieron en el naufragio
flotaba la mesa pequeña que sostenia las revistas del
corazon
la lampara con forma de timón de barco
la estantería de escayola con libros y libros
de historia
la campana de cristal de bohemia
los cuadernos de homeopatía
los ceniceros perfectamente colocados en la mesa
con su agua levemente amarilla
siempre limpios.

Los padres murieron, estaban muriendo ya
dando las últimas bocanadas a un aire pesado y nuevo
que ella aspiraba con egoismo e ingratitud
robándoles asi lo poco que
quedaba
El padre habló de lo implacable de
aquella jovencita de emotividad plana
en cuanto a familia se refiere
Comentaron en voz baja que
ella
tenía que haberse marchado
lejos
muy lejos
de ese modo
podrían
idealizarla
hablar bien de ella a los amigos
sentirse
orgullosos
de haberla
fabricado

Y sin embargo se miran, entrelazan las manos
en el sofá azul
lanzan contra ella pequeños balines feos
al teléfono
palabras arrastradas que denotan que perciben
la falta de interés
la ayuda cero

y ella pone voz de buena chica pretendiendo
ser
menos culpable
intentando dejar de
sentirse culpable
por serlo
y si acaso alguien pregunta a la chica que va a
hacer
dirá
encerrarme en mi cuarto
escribir
fumar
ya se que mamá no puede andar
y papá anda loco con la burocracia relacionada
con el coche
pero no puedo más que
mirarme el
maldito
ombligo.

(y que dios me perdone)

Vertigo y sandalias

Se ultima este líquido en el cabo
Es así como tiene que ser
palabras que se donan como sangre y ciertos
padres y ciertas madres todos muertos
en el incendio.

Yo, que no soy más, al parecer
Que una mancha en tu expediente
Que un cáncer o un monstruo capaz
de devorar el tiempo y la paciencia
Yo, que no soy más, al parecer
Que un sortilegio inconcluso
Una tarde muerta sin sol ni lluvia
Una carencia que camina apresada
En su propia cadena de
Estulticia y nefasto orden.

Yo, que no soy más, al parecer
Que un torbellino funesto y destructivo
Que una maldad que se compone de venas
Carne en exceso prime time soledad
Cabello y entradas de cine sólo para ver
películas malas.

Yo, que no soy más que todo eso que
Nunca quise ser y que acaso he descubierto
La simpleza de todo y la he repudiado
Estoy aquí
Me siento
Escribo.
No calculo las palabras ni el tono
No calculo el riesgo ni atisbo la duda.

Sencillamente me limito a ser
Si acaso uno puede limitarse a eso.
Y cuando vengas si vienes algún día
A verme y cuando
Traigas tus papeles y todas las cosas que
Por avaricia por miedo por desdén por
Lágrimas por miedo por agobio incredulidad
Hastío peregrinación o miseria
no podemos hoy compartir ni jurar, te diré
y con una sonrisa que habré ensayado para
la ocasión
te
diré
sigues siendo hermoso
y valiente
podríamos compartir
esta cerveza
este cigarrillo
y
mirar
por la ventana
el cielo
sin más.

Otro No Poema

Tengo los ojos en las manos.
El cabello arde. La ingrata sensación de
distancia de naúsea de
noche-de-miércoles-anclada
muriendo con estas colillas cenicienta
arrugada marrón quemada sucia.
Muriendo en el cenicero muriendo en la
caricia en la antesala a la
historia-de-amor-por-excelencia.
Es fácil. Quiero mantenerlo todo
entre los dedos, como anillos o arandelas
que sujetan mi propio aire.
Quiero hacerme fuerte enseñar
las rarezas domir de un tirón
y empezar la mañana
como expulsada por la luz
una luz que se rie, famélica
de la persiana rota.

Suena todo inútil en mi boca o es que estoy
aquí sentada en la cama el ordenador
sobre las piernas, el aire caliente quemándome
el muslo desnudo. Es que estoy aquí
sentada y quisiera salir en titulares
se tiró por la ventana y consiguió volar

Después
una explosión y cristalizar en el vacío.
Y andar con la cabeza alta, hacia cualquier parte
ser capaz de mantener
cierta compostura.

Decir
Te quiero.
Arrancármelo de la boca de la garganta
del estómago de la piel de la respiración.

Lo demás no me importa
y si acaso tengo que
esforzarme tal vez
no quiera intentarlo.
O no pueda, o no sé.
Pero si hay algo AQUÍ DENTRO.
Esa soy yo, y no quiero que me conozcas
y no quiero ser accesible
y no quiero ser tierna
y no quiero ser nada
sólo quisiera desaparecer a veces
ser una imagen
un procesador de textos
un botón pegado a una máquina
una presunción de inocencia
una sarta de mentiras
una voz en la oscuridad
al teléfono una perra
perdida
una valiente pérfida
borracha atractiva mujer de cuarenta
que ha perdido por cierto el rumbo
y no hace más que girar y girar
en círculos.
Todo por dejar de sentir
la profunda humanidad de tu aliento
la distancia que opera como un
maldito espía hasta filtrarse.

Todo por en este
preciso instante
dejar
de
ser
yo.

O dormir
contigo.

Si para dormir necesitas una pastilla, por favor, tómala ya
tienes suerte, tu madre te proporciona drogas legales, de farmacia
sólo tienes que decir, tengo algo de ansiedad un nudo aquí
un nudo pequeño pero que se expande, lo siento
siento mis tripas convertirse en cuerda, y entonces llega ella y te dice toma uno de esto y dos de esto si luego no te sientes mejor.
Y tú las coges y las guardas, y das las gracias.
No puedes dormir y piensas en las pequeñas pastillas de color rosa
y quieres ir hasta el bote abrirlo sacarlas apretar con un dedo el blíster
hasta que escupa tranquilidad. Y sin embargo
te quedas hasta las tantas frente a la tele encendida, escribiendo
desaforadamente llenando páginas y páginas de letras de sos de horas
y quieres bajar el volumen del televisor pero no quieres levantarte y el
mando no funciona
y sale Chávez con una camisa roja y dice este gobierno no lo derroca nadie
revolucion bolivariana y la soberanía de las malvinas después
y lees y relees y el corazón se descompone necesita usted gafas
y otro cigarrillo, otra vuelta. Esta sangre.
Esta derrota pequeña, tan nauseabunda. Esta derrota cotidiana
que te tumba el día, te tumba y te tumba y te tumba
Y están esas pastillas, pero no quieres esa TUMBA.
Y no hay literatura, no.
pero ahora a las tres catorce
te
la
suda.

Maniobra extrema

Mientras él descarga su LECHE sobre la PINTORA
Yo me quedo TIESA en un sofá SUCIO
CHUBASCOS AMENAZAN el norte peninsular.

Mientras él escribe ENSAYOS y se enjuaga la boca
con ELIXIR
Yo desenvuelvo cierta RABIA equivalente a un
órgano dilatado y amplio.

Mientras él se DUERME imaginando otra oportunidad
de rasgos ORIENTALES
Yo me vuelvo inexorable y ESPLÉNDIDA
Acuso a la FATALIDAD.
BISTURÍS amenazan el NORTE de mi cuerpo.

Esta sensualidad BASTARDA.
PERMEABLE como un TUL, con la comicidad que tienen
LOS GALONES
se muere en cada pequeña punta de sus dedos finos
en cada fragmento de su adicción
que PRACTICA
con ansia de deportista obsesivo
con cara de BEATO
con el sudor PERVERSO que bien podría ser el de MEFISTO.

Mientras él hace oídos SORDOS
riguroso en sus apreciaciones sobre creaciones y dualidades
Yo me ASOLO, DESBARATO, DISGREGO, JUSTIFICO
me CONSUMO METO LA CABEZA en el retrete
(mis rodillas parecen vaporizarse)
y vomito esta sangre LIMPIA
salvoconducto que me
DISCULPA, y que sinuosa sobre el blanco
negocia inoperantes formas de seguir
VIVIENDO.

A modo de torpeza

Copiosas formas de decir lo que ejecutas
ejecutar acaso lo que buenamente dices
sorber el ágata, desmembrar el oro
prescindir de las salidas, quedarse
con la ondulación de lo imprudente.

Avergonzarse con el verano, quedarse muerto
en la modestia de la tarde arrinconar
el amor propio encogiendo los hombros
tal vez una fusta
tal vez una fusta
tal vez una senda.

La resolución que evidencia el honor
de una propuesta, la protección que
ofrece una sábana, el pastor pasea sus
ovejas en mi ombligo un ganadero hace el
agosto y ni eso
sería suficiente.

Y este gas este efluvio de rincones
este todos nosotros que naufraga
un palo dibujando en la arena,
los dos en un proyecto
de gran trascendencia
lo heroico de saberse únicos
sin paradero.

Veo pasar esos vehículos, el túnel parece un
surtidor de almas cuadradas
una ventaja sobre los otros siempre fue la mirada
pero comprendes que si hay algo sagaz aqui
debe tratarse de algún tipo de animal.

Así que te excedes quieres comer la vida
matar lo regulado, observar el mandamiento y
quebrarlo, quieres hundir lo sistemático
empezar a saciarte hacer el ejercicio que
se adapte a la iniquidad con la que
escupes al suelo, y recelas del mundo
y rehuyes el mundo.

Y retrasas el momento de hacerte grande.
Otra vez.
Como siempre.

Prefijando una fecha, viviendo por ella.

Poema rompe esquinas

¿Qué hay acaso de molesto en el aleteo de un labio?
Y en un diente adelantado y en una mano que ausculta
y en una lámpara vieja, antiguos cacharros destinados a
la rudimentaria medicina
de sanar extirpando, siempre moliendo
La vida.

¿Qué hay acaso de molesto en la cadera que se estrecha?
Un mandamiento de cicatrices
una celda en el programa informático un taller de mecánico
que murió ayer una sangría medicinal otra vez
Mi angustia.

¿Qué hay acaso de molesto en la terminación nerviosa que
...........................................te pertenece?
Como te pertenecen estos dedos, la tangente de la clavícula
el secreto del antebrazo, el exceso en el muslo.
La humedad en junio erosionando desde dentro
toda la instalación eléctrica que creías
Invencible.

Cariño
Si tuviera estas uñas soñando con niños cuando lloran
Si tuviera estas uñas alejadas de la negrura del cielo y sus
estrellas huecas
Si tuviera estas uñas fuera de tu perfil y pudiera
arrancarlas con la paciencia de un relojero y pudiera
saciar la sed de ti con el dolor que le es propio a la
desesperanza, con el dolor que le es propio al
homicidio, a las salidas que no existen a la
Impaciencia de los autobuses
A las golondrinas apedreadas en el balcón moribundas
A las sartenes que explotan en casa
A las baldosas que supuran grasa
A la voz que se abandona a las cinco y media
A la pobreza que revienta en mi cuando te alejas

¿Qué habría acaso de molesto en cubrir con la sábana el pecho
..............................................y no la cara?

Cariño
Si pudieras
Ayudarme
A subrayar
lo importante.

Anticipo

Se llama resistencia eléctrica a la dificultad que presenta un conductor al paso de la corriente . Depende de varios factores :

Naturaleza del material con el que está hecho el conductor .

Su geometría .




Gira esta ceniza
dentro del bar, la hierba
nunca crece, y te pones
hierático y creo que voy a morirme
y es cuando quisiera hacerme pequeña
meterme en un canasto golpear con
algo amarillento los párpados que caen
sublimes.

Y no corresponderte con cerrojos
no hacer una exposición nunca de las hebras
que conforman el interior que se quema
con un fósforo llámese también
labio
llámese también
dedo.

En una repisa adyancente te estoy donando
todos mis órganos y arrecifes estoy pagando
todas las cuotas y redactando
lo rojo.

NUNCA
DEBISTE
BESAR
A
UN
POETA
y menos si tiene público y menos si
te aterroriza el espacio que separa
como un medicamento
la nariz
del cuello
el espacio
que se vuela
dinamitado, del que podrías detallar
cada mísero centímetro, sobre la alfombra
con la precisión de un vernier.

Tirada, con cierta inclinación
sobre la mesa, a las cuatro
fumando cigarrillos, jurándole algo
al viernes.

Qué manera tendría de
consentirlo todo.

Poema de amor platónico (Para Aú)

A mi me da vergüenza decirte que tienes los ojos
profundos y de un marrón exacerbado y puto.

Que tienes las manos pequeñas y tienes las uñas
largas y que tal vez una caricia de anzuelos
vendría bien
a la tristeza autóctona de mis pies y de mis ojos y
a la sonrisa que hueca implosiona a causa de ciertos
defectos bucodentales.

A mi me sigue dando vergüenza concretar ciertas
secreciones las que tienen que ver con ojos suelen ser
íntimas y arriesgadas.
Las que tienen que ver con labios las dejamos para
lo que no es platónico, lo que huele y no tiene
prejuicios relacionados con COSAS CONVEXAS
con el latido mordaz de lo que dice NO
con tu aguzada delgadez, puntiaguda angulosa fina.

Los niños tienen la cualidad de la belleza la inocencia
la alegría y la insoportabilidad.

A mi me sigue dando vergüenza tocar las cosas que
sudan cuando uno no espera que se pongan a echar "eso"
y tener miedo a lo que nunca pensé que podría
tenerle ni siquiera un poco.
A eso
se le
llama
SORPRESA.

Y ahora hablemos de
embestidas, acercamientos, agresiones y abordajes
para después quedarnos con la vergüenza del
deleite el estupor la devoción y la estima.

Un respeto
¡una pasada!

Pink Moon

(Demasiado rápido)

A veces me tiembla un pecho
¿es tierno volverse loco?
Crees que aprietas aquí pero
¿aprietas?

Tienes las fotografías, todo en
abundancia y
desordenado y
tu pelo huele
bien y ante el mío se estremecen
los gatos y sueñan las arañas
y yo con la erosión, yo sueño con
la erosión
tributable exceso que asombra.

No quiero cansarme nunca
un metafisico consuelo calienta las
imágenes. No serás rey- y te ubicas
te trasladas yo
deteniendo cierta
avalancha de caricias.
Es abrumador juntar las manos y
creer que suspendidas sobre mi
me apremiarán
las tuyas.

(Un retroceso)

Y a mi cierta grandiosa desesperanza,
digamos que
vestigio de una antigua civilización
que poblaba mis arterias instruyéndolas
en el desfallecimiento.

Y a mi cierta mediocre desesperanza
que lanzada al vacío terriblemente metálico
a mi ME
escala y ondea. Primordial y perfecta
como un graznido de ave
que se apropia de la atmósfera.

Traigo estas
cajas.
Todo aquí dentro está
dispuesto pero
qué harás con algo roto.

Tan
roto.

Sabe bien esta variante del alimento
principal.

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...