Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Visiones--->Fotografías


En casa todo es atropellado, me da por probar el khol de marruecos, y extenderlo por mi ojo izquierdo con esa maderita, mientras una única lágrima (la que hoy me permito) resbala mejilla abajo oscurecida por el polvo gris, y yo me retuerzo en la silla, drogada y tonta, después de una cena de trabajo, con el pelo liso y pinta de robin hood.
Cierta tristeza tonta y borracha se congela entre mis brazos. No quiero dormir sola, la solución es no dormir.
- No me mires con esos ojos, Patri.
Lo dice él también retorciendose un poco, con un puro en la mano y ciego de vino. Yo quiero decirle quiero amarte y follarte seriamente, nada más. Me abrazaría a ti deja de joder con esa tía cursi que te dobla la edad. Ven conmigo. Apenas sin acercarme le digo todo esto, se lo digo en mi mente, me veo acercándome, doblándome en un extraño abrazo caminero, cuando el aire fresco golpea la cara después del bar y la última copa.
Vuelvo a casa. Me encierro aquí, escribo y fumo un porro. La soledad es lo peor. No se disfrutar de ella, es imposible hacerlo cuando no se desea, parezco desesperada, estoy desesperada, el corazón tiene metralla el aliento no descansa. Hablé de ti hoy, pensé en ti hoy, todo el día en ti. Los significados son más importantes que los significantes.

Concédeme un día más.
Estoy muerta la planta esta muerta la perra esta muerta.

Puedo decirlo porque todavía vivo supongo que
vendrán
tiempos mejores.


Khol negro. Ojo derecho, seguimos.

Tomar esas pastillas para que todo me de igual. Para mirar la puerta abierta sin agobiarme, y para adelantarme a los besos festivos que la gente se lanza a boca abierta en estas fechas.. Tomar esas pastillas para olvidar que estoy zumbada, como una mosca contra el cristal, para no parecer débil, ni aburrida, ni enferma. Que nadie piense que estoy deprimida, o triste. Aprender a esquivar los golpes a base de acertada química y lecturas nada sofisticadas.

Dándole duro al centro de mi corazón ansioso.

No se si recordarás la cicatriz menuda en mi pierna derecha
o la forma de mis pies.
Cómo se pude acumular tanta ira contra alguien sin que eso repercuta en uno mismo.

El tiempo no cabe en mis manos, la dureza de la vibración que se expande en este universo enfermo no puede cortarse con un diamante.

Vine a descubrir algo mejor.
Pero apareciste tú.

Hacia lo ultrasintético

Todas las frases que debí decirte duermen mutiladas
en mi corazón enfermo.
Una manada de lobos me está devorando,
entro en coma hundiéndome, cada vez asentada
más profundamente en la tierra,
yo querría vivir
después de la muerte.

Me conducen estos extraños cables eléctricos
y las baldosas se rompen cuando las piso
y el ascensor se bloquea en el segundo
y todos los demás
parecen brillar lejos en algún punto
geográfico y absurdo.

Estoy muriendo desde que me di cuenta
de que a eso precisamente
he venido.

Si pudiera correría, me lanzaría traviesa
comería de tu mano, (tú siempre quisiste darme
lo que yo quería.)
Si existe algo que yo pueda hacer por tí
(digo con una caída de ojos)
como coser tus calcetines
como inventar canciones tristes
cepillarte el pelo, los dientes
afeitar la barba, cortar levemente la cara
(en un descuido)

Si pudiera, me lanzaría
levemente, como si follara en sueños
contra el cristal y lo atravesaría
sin cortarme, sin sangrar
si nada con lo que parezca que de algún modo
he sufrido.

Pero existe cierta manera de hacer las cosas
con la que al final se traspapela todo
el calendario, las colillas buenas, aún fumables
la colcha, las necesidades del perro
la estupidez maquiavelica con la que me sugieres
lobotomías, clases de autoayuda, baremación
de cantidad de droga en sangre.

Compraré realidades y me haré un collar
como si fueran
dientes.

Con la rabia aquella infantil con la que clavaba
chinchetas en tu nombre, y con el corazón
escarchado y vacío como un laboratorio en domingo
sin el exacto ritmo en el vacío del paladar
surcando el vómito, haciéndome frágil
Con la esperanza hecha polvo sobre traje de muerto
e implorando en cierto modo estar en el hueco de tus manos.
Se rompe la moneda que lanzo al aire
se rompe dentro de mi la espada el grito
se rompe todo lo que nunca
quiso
suceder.

Cuando te pones a completar esas casillas
y cierras las puertas
cuando compras ensaladas ya cortadas frescas preparadas
cuando sonries y giro la cabeza mirando a esa tía que se dejó
las bragas en casa y sonrío a tu primo
que tan normalmente dice
que acaba
de llegar de valkeakoski y que le deje veinte euros.
cuando pones en el dvd la mini serie recomendada en
esa revista neurótica
y en el ascensor pasas los dedos por los botones,
sin llegar a apretarlos
mientras en el sexto se muere el viejo banquero.
cuando enciendes la luz para comerme el morro
y mirarme siniestro, metiendo la mano en mi pijama.
comprendo, es en esos momentos, lo comprendo
que de cerca o de lejos
todas las piedras son piedras
todos las colillas tuvieron dueño
todo lo que va a la deriva
acaba por perderse o muere.
Voy al rastro por la mañana
Compro guillotinas para mi pelo,
baterías conectadas que instalan ácido en mis pequeñas venas
delirios de extravagante mujerzuela
cómete lo que he preparado.
Te quiero.
Sí, chico. Uh.
Resumiendo
Eso es todo lo que quería
decirte.

...

Garabateando minusculas letras en papel de servilleta
trás la cerveza el vino, un jersey, un boletín caducado
la galleta mordisqueada en el platillo, con forma de luna cadavérica
y las pequeñas lentes desgastadas
y el silencio a las ocho menos veinte
puntual así, trás horas de pensar en
el vientre el culo el inmaculado perfume
la sábana escarchada.





Acarició la suave manta de terciopelo morado. Miró al chico, que fumaba recostado en su sofá y bebia a pequeños sorbos de un vaso de agua, mientras la miraba y le decia
-no hablemos de follar.
Ella añadió
- Que hablar de follar es acabar follando.
Y miró a otro lado aunque en realidad quisiera sobre todo follar y dejar las palabras para otro momento.
Él no era muy osado, ni siquiera intrépido, así que necesariamente debía ser ella la que diera el paso.
Pero la noche se hizo pequeña, se llenó el aire de pequeñas vetas rojas, vulgares venitas en las aletas de la nariz de cualquier padre de familia aficionado al carajillo. Se cerró la noche, expendió la gasolina por última vez con aquel abrazo íntimo, apresurado, terriblemente sexual, ya en la puerta, y por despedirse.

No hubo torpeza, sólo estimulantes nervios, miradas imperturbables, excluidas las lenguas ya en el cajón inútil.
Con vehemencia entra entonces la polla, precipitada y violenta.
Ella intenta impermeabilizar su coño, pero algo se impone.
Él se rebela ininteligible, diciendo gilipolleces con la boca apretada contra el hombro de ella.
Se pone misterioso, la hace reir. Se corre y fabrica un pitillo de hierba.

No se estorban.

Esta noche no se conocen.

Proporcioname lo necesario para que retire mi túnica
y haga posible lo imposible:
Que embutido tú en tu mentira,
te entregues por fin a mis adivinanzas y altercados
siempre mentales, nunca naturales.
Con la solidez y consistencia de tu pene de acero
y en confianza, sin recelo.
Decirte que asignados quedan los papeles
en la representación-marmota.
Yo de irritante droga
y tú de cuestionable trágico.

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...