Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.
Simone de Beauvoir.







Nunca he sido muy aficionada a eso de oler calzoncillos, pero digamos que contigo cambió la cosa. Me hubiera quedado para siempre chupándote la polla.
Estoy violenta. Me gustan las cosas rápidas, práticas. A la vez adoro la lentitud del tiempo sobre las sábanas sudadas, el libro con las tapas arrugadas bajo la almohada, el pecho caliente de un puto hombre que me de de mamar. Digamos que soy una cerda, una guarra. Una calentorra y sucia chica interesante. La caja de pandora jamás llegó a abrirse. El pelo me ha crecido y yo no he saltado por la ventana. Los meses han pasado y ya no conservo de ti más que un aparato para oirme el corazón.

Tengo el puño cerrado a la altura del plexo solar.

Ahora voy por la calle y miro a todos esos tíos como carne de matadero. Imagino grandes pollas, místicos polvos, atardeceres románticos en playas, relaciones de corta duración y muchos condones.
Bueno, nunca he sido aficionada a eso de oler calzoncillos. Se que yo no huelo demasiado, una vez me dijiste que me sabía el coño a jabón. Ahora que me meto un dedo y después lo saboreo, siento lástima de que no llegaras a apreciar este exquisito sabor salado.
Oh por dios, resulto bastante recurrente.
Tendré que parar de soltar todo este rollo cada dos por tres.


Una imagen ...

¿De dónde sacan los hombres esas esposas abnegadas y pseudomarujas con las echar su estirpe a este sucio mundo? ¿Habré venido al mundo yo a otra cosa? - Creo que sí, con toda posibilidad.

Juro que no estoy celosa.

Por algo mis ovarios funcionan mal y por algo mi mente hacia otros lugares se expande y se dirige. Digamos que, no cuadro con cuadros ni con puertas blindadas. Tampoco con poemas vanos o con carricoches, aires acondicionados, primeros dientes, y últimos sueños.


¿De dónde sacan esas esposas culonas y malicientas, de grandes pechos y terribles sandalias?

Su mirada en el ascensor me analizaba. No hay comparación posible, ni posibilidad de saborearse de nuevo, como cuando con quince años nos escondíamos y bebíamos moscatel para magrearnos sin parar hasta que se hiciera de día.
Oh vaya le cambié por el chico de la guitarra y él me ha cambiado por un papagayo multicolor.

...

Tengo ganas de irme de aquí. Cuando vuelva iré a verte, comeré en tu mesa, beberé de tus botellas, a morro. Y te follaré hasta que se haga de día, y después hasta que se haga de noche. Más tarde me largaré.
Ya me llamarás.

Mientras tanto, que te den a ti también por el culo.

Kike es un comepollas. ´
Me he quedado ladrando bajo el árbol, deseando tumbarme en esa cama blanca del jardín de mas de canicattí ese lugar donde una pija retozaba con un libro de lucía etxebarría y una tobillera con conchas.
Kike es un comepollas.
Bueno, me abandona, va a follarse a la tal Micaela, un callo bajito y vulgar que le da de comer ahora que no tiene ni un duro. Estoy sola, estaba esperádole, todo se me echa encima, las persianas se cierran, quisiera tener todo mi tiempo ocupado lleno que se instaurara un toque de queda en mi corazón que mis ojos se cerraran al sueño a voluntad, no quebrarme. Iba a coger el coche te juro que iba a plantarme en tu casa, con un par de bocadillos, perfectamente depilada, morena, harta. Quién hará ese trabajo de precisión entre mis piernas, quien me querrá más que tú, me arrepentiré tal como tú dices? Supongo que es imposible guardar el amor en cajas, aunque haya cerdas por ahí que lo lleguen a ordenar por orden alfabético o estados de ansiedad. Es imposible encerrar el amor, catalogarlo por más o por menos, por centímetros, por luces.
En realidad todo me importa más bien poco. Pero eso es de tanto que me importó en algún momento. Pienso que en alguna parte está mi él, y yo seré su ella. Pero no puedo pararme en eso, tengo que avanzar, seguir, salir de aquí. Pronto tan lejos, tan lejos.
Tampoco se si en realidad quiero encontrarle, casi preferiría hacerlo primero conmigo misma. Mirarme en el espejo y decir eh mira, esa soy yo, vaya, sí, te reconozco hijadeputa!
También quisiera haber tenido un hijo. Grande y sonriente, furioso, de anchos pasos.

Pero todo tiempo se detuvo cuando
me dijiste adiós.
He vuelto atrás, salto hacia delante.
Iba a irme a su casa, con un par de bocadillos, pero me he dicho, que coño, me quedo en mi casa, que den por el culo a toda esta puta peña!
Todos tan falsos, en el fondo.
Es triste saberse rodeada de gente así.

Y lo peor es que te la hayan metido alguna vez.

Mis imágenes


Arriba

No siento ni un poco la brisa, si la hay. No entra por la ventana sin cristales (siempre los quito en verano, es como vivir más al aire libre). Una piensa que estaría bien que la naturaleza creciera y creciera. Árboles y lianas, hasta casi enterrarnos.
¿Qué quieres ser de mayor? ¿Un astronauta, un moribundo, un anciano sentado junto al mar, cerca del coche, compartiendo conchas con sus nietos? ¿un forajido? ¿nadador profesional? nadas en nada. No quiero ser la madre de nadie, solo de mi hijos.
Recuerdo cosas, imágenes. Una sonrisa, el pelo en la cara, el tacto en el cine, el silencio leyendo.
Bueno, eso ya pasó.
Un poco de brisa, sí, eso estaría muy bien.

Todo empieza con la tristeza. Te vas hundiendo cada vez más en un mundo gris solitario. Caes en el blanco y negro con estados de blanco nuclear, negro absurdo. Las calles son duras como el pasillo de un hospital sino sabes donde ir. Solo al entrar en uno de esos centros comerciales lo entiendes todo. Esas cajitas de millones de colorines, con sus esculpidas letras digitales en los frontis de las cajas. Luces blancas que te dicen que tu eres el centro de atención pero que te des prisa.
Entonces la depresión se detiene.
Olvidas la calle y comprendes rápidamente que tu futuro ha sido creado por miles de millones de consumidores afectados por las mas extrañas enfermedades mentales.
Que tu futuro es eso, tu presente es eso. Ser un consumidor. Un patán organizado. Un eficiente comprador. Eres una creación sin la intervención divina. Trabajo, trabajo, trabajo. Un trabajador puntual. O un delincuente modelo. Cajeras envidiosas. Muertas por irse de vacaciones te miran mal. Gente en estrafalarias circunstacias no va a la playa. Memos sin sentido hacen algo y ni existes. Solo te odias si no eres listo.
Gritas un poco. Armas algo de escándalo en la verdulería. Miras de reojo. Hablas entredientes.
Con esa sensación de no paz. De no odio. De nada.
Pero a mi no me pasa. Sólo voy allí, entro a toda velocidad. Salgo rápido. Con una sobrexposición a la luz blanca de los tubos. Y tengo la impresión, la alucinación de que me parezco tanto a los demás que podría llevarme la compra del otro tipo.
Pasarme por él en el trabajo. Follarme el coño de su mujer. Coger su coche...
Y lo peor, escuchar sus discos de los Pecos.
Una angustia de dificil explicación me invade. Todos la vomitan a la cara.
No soy nadie.



de www.pezrojo.blogspot.com


Bañistas


Mujer en la playa.


Ermita


Ermita


Agosto


¡Que no!

Nunca quise.
Eso es cierto.
Pero tal vez ahora
Quiero.
Así que coge tus cosas.
Date cuenta de que se hace tarde
De que no queda nada en la nevera
De que me tienes cansado, nena.
Y esta noche dormir contigo
Ya no es como ver salir el sol.
Nena.


(Después de un poema de Raúl Nuñez)

N A D A


safrika By Kike

Yo decía que todos sus novios deberían llevar una L.
Pero mirenme justo ahora, sin novios, sin eles, sin mechero.
Digamos que Freud y las peculiaridades
psicológicas del sueño
no sacarían nada en claro
o me dirían es que nena tú
estás enamorada de tu padre
así que tendrás que matar a alguien.

Qué disparate
si yo solo queria enterrarme en tus brazos
y nacer
por quinta vez.
Ir como Caroline, hacia la luz.


Oh vaya ¿no es total?

La chica esta ceporra me saca de quicio. Llegando al bar la veo ya sentada en una mesa y sorbiendo la horchata con doble pajita. Me ve, y tragando antes un poco más abre la boca, se levanta y me saluda con dos besos de esos de pega, que no se dan en la cara, se dan al aire. Y uno no comprende entonces que puto sentido tiene acercar las caras sin ni siquiera olfatearse.
Hablamos de sus problemas. De su alopecia, de su madre, de su primo al que le tocó el cupón de la ONCE y que ha desaparecido del mapa dejando a la familia en la estacada. Fumo un cigarro trás otro. ¿Por qué he quedado con ella? Es histriónica y guapa, la prótesis capilar le queda bien. Los chicos se giran para mirarla.
Después de caminar un rato hasta el coche me dice que en realidad me ha llamado porque necesitaba desahogarse, y que no le caigo bien, que le chupo la energia o algo asi de vampiros energéticos, pero que no tiene con quien hablar y que siempre le pudo mi manera de escribir. Esperaba encontrar una poetisa emporrada y conoció a una chica algo tímida de maneras bruscas, emporrada, eso sí, pero no lo suficiente.
Le contesto que ella tampoco es que me haga mucha gracia, y que acepté su invitación por curiosidad y aburrimiento.
Vuelve a acercarme la cara, y le estampo dos besos de verdad en las mejillas. Parece extrañarse un poco.
- No es nada personal - le digo - es que me enferma la gente que no besa. Odio esa cortesía estúpida de apenas rozar las caras, sin olfatearse.
Saco un cigarrillo (volvi a fumar después de engordar un kilo y doscientos gramos) y ella escupe el chicle.
Le regalo un librito de poemas. Levanta la mano.
Hasta otra.

Ahora ya no tengo que trabajar. Ahora las mañanas se hacen cortas porque me despierto tarde. Todos los días te dedico un único minuto. Lo hago nada más poner un pie en el suelo. Lo exprimo y después lo lanzo al cajón de las cosas rotas.
Así desapareces el resto del día. Yo puedo respirar.
Se acabó el minuto.


...

Buika - descargar

Tienes que entenderlo.
Yo era tan solícita por una razón
de ceguera transitoria.
Digamos que, omitiendo los secretos de mis armarios
y deshabitando mi propia casa
algo tenía que tener, algo
que me mantuviera en la cresta
de la estúpida ola.

Llueve. Yo siempre fui una chica de sol y agua, nunca de sol y nubes. Antes amaba mi cuerpo, el suelo que yo pisaba. Siempre parecía reflejarme correctamente en los espejos. Todavía no tenía el corazón roto, sólo las medias tenían agujeros.
El tiempo es bastante insaciable, con su boca de lobo.
Me siento triste si pienso en todo lo que tuve, y una esperanza me abrasa los ojos que miran al futuro, sin embargo, me revuelco en mi propia insustancia en el día de hoy, presente inútil, inteligencia emocional igual a cero.
Todo se hace de acero. Las manos regordetas, el aliento gris.


Paprika

Eres como la congestión nasal.

Escúdate en ella.
Escúdate me parece mentira
que alguien pueda verlo todo como si
se le hubiesen escurrido los ojos
por el culo
en una diarrea.

Nunca acabarás de humillarme
siempre haces que la comisura de mis labios
se eleve un poco, así, solo de un lado
es eso que llaman "media sonrisa"
Los ingredientes que te componen
(algunos de los cuales envidio)
forman juntos un numero ingrato
nada concreto, débil
terriblemente débil.
Todo el alboroto, toda esa inflexión
parece cargada de decisión
no es más que un simple paracaidas
un parasol
un pararrayos
un paraalgoloqueseaperoparalo
para mi deslealtad, mi culpa
todo lo guarra que soy, lo cacho puta.
(mientras vas con la barbilla engreida,
casi acreditada
de practicable mujer o mujer para prácticas)
Todos tus novios deberían llevar una L.

BO CA ZAS

Dar mis planes
como si fueran
monedas pequeñas y sucias

Eres el azul del cardenal
la llave muerta del corazón con lacra
no caen mis párpados ni mis delirios
no cae lo que se mantuvo
sencillamente muere, se alimenta de
mi sangre el miedo
todas las cosas
que brillan en los ojos de
esa cajera de súper
que se enredan en los nudos
y su horrible cardado.

El mundo pierde momentáneamente a grandes escritores mientras les dura el encoñamiento. Tras el amor no está el mar. Digamos que, dentro de unos meses, su inspiración será más aguda y clara, y el acercamiento no será más que una ilusión.
Ya recuperado el aire rancio del escritor encerrado en si mismo, todo fluye, fluye, todo se desbordará.

Domingo de Ramos descargar

Me resulta gracioso y generalmente triste enterarme de toda la mierda mental que la gente proyecta sobre mí. Es como si abrieran el libro que los describe. Me lo recitan. Sus miedos, sus frustraciones, deseos.
Confunden su incomprensión de mi con mi estado mental.
Como todos los humanos me revuelco entre el bien y el mal siempre con el miedo a cometer un delito imperdonable.
Naufrago en deseos, irrealidades. Fantasías. Esto es lo que me hace débil pero también poderoso.
En realidad toda esta naturaleza humana nada tiene que ver con el pensamiento, el pobre es solo la reunión de percepciones, estructuras que dan una visión general del mundo. Pero ninguno de vosotros podrá nunca llegar a comprender las implicaciones primeras ni últimas de las acciones y pensamientos. Toda esa elaborada mente actua como la de un mamifero cualquiera. Si algo funciona lo repetiremos.
Para mi la naturaleza humana está relacionada con lo inmediato. Lo que ocurre cerca. Las sensaciones, los impulsos. Las reacciones. Hablan claramente de mi, de vosotros, del mundo.
Mis objetivos podrían ser de lo más tontos e irracionales, aunque soy en exceso racional y lógico. Obviando por supuesto lo que entendeis vosotros por racional y lógico. Hay partes de mi en las que se podrían pescar ballenas blancas.
Pero todo esto que llamais enfermedad mental en realidad es solo la enfermedad del mundo. Paranoia esquizofrenia vacío. Odio y muerte. Dominación. Ignorancia. Deshumanización. Desorientación. Y no tiene solución.
Miro alrededor y a pesar de los árboles no veo una ciudad. Vivo en las costillas de un esqueleto monstruoso al estilo lovecraft.
Aún así nadie podrá atarme con el odio.
Y aunque no creo en el cielo con San pedro, ni en el infierno con Lucifer montando guardia con su tridente. Soy un animal de galaxias (como diría silvio) que ha trascendido la muerte.
Soy libre hasta en el mismisimo infierno.


Tarde de miércoles.

Mi amor por ti
es estúpido y embotellado
Mi amor por ti, enlatado
convenenciero.

Ando por la casa convencida de que
cuando llegue el momento de marcharme
lo haré como vine
con la cabeza alta
y las manos vacías

Cuando más se acerca el momento de irse
pienso en hacerlo mejor aún
con la cabeza alta,
con las medias sin agujeros
con los bolsillos a parir de cosas
con la cuenta bancaria
llena de ceros.

vaya, ese mamón te robó la chica
esa pseudofotógrafa de pelo corto y sonrisa profident
oh, sí que lo hubieras pasado bien con ella
drogas, versos malos, humo de porro taleguero
oh, sí, jodiendo sin parar, podrías haber llegado con ella
al clímax absoluto
sabes
jodete
jodete
jodete
jodete
jodete
ahora yo también
voy a marcharme

safrika 2002

Concha Buika - descargar


.

¡Quiero conocer a Caperucita Roja y matarla por estúpida! (J. Sánchez)

.
.
.
.

Leopoldo Maria Panero - "Last night together" 1980

Suave como el peligro atravesaste un día
con tu mano imposible la frágil medianoche
y tu mano valía mi vida, y muchas vidas
y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.
Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida
porque eras suave como el peligro,
como el peligro de vivir de nuevo.

Palabras que no nos gustan.

Dicotomía. Realidad. Arritmia. Procesar. Ajenjo. Raquítica. Enclenque. Bótox. Enjundia. Idiosincrasia. Hiperventilar. Colación. Miedo, ansiedad, lexatín, bajón, sola, gorda, siempre, otra. Madrastra, hijastro, mujerzuela, epíteto, bofe, cachicamo, sarro. Reglosa. Hermenéutica, Diacrónico y sincrónico, epocal, epistémico/ca. Padre, Madre, Pescado. Instruir, pollito, anémona, libertinaje, zozobra. Pretension, desproposito,recelo, celos, posesión, cargo, despedidga, grande, dependencia, soledad, menosprecio, descompás, murmullo, barullo, .....ismo. Referente. Hagiografía. Solidario. Válido. Implementar. Proyecto. Orgánico. Felicidad. Zote. Crematístico. Cuchipanda. desilusion, desamor, rutina, hipocresia, maltrato, ansiedad, depresion, vacio, muchedumbre, hambre,























Dime tus palabras odiadas pinchando aquí, voy añadiendo las que me enviais.































































































































Seguidores

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.

Pills (Fácil) Poemas de la última semana en casa.
Editado por Baile del Sol.

Libro de Voyeur

Libro de Voyeur
Ediciones del Viento, 2010

¿Qué nos han hecho?

¿Qué nos han hecho?
IslaVaria, 2007

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)

Hank Over (Un homenaje a Charles Bukowski)
Editado por Caballo de Troya, 37 autores.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.

23 Pandoras. Poesía alternativa española.
Editado por Baile del Sol

Sigue leyendo...